23 feb. 2008

Escribía una historia;

con palabras de guerra que aún no aparecen

en los diccionarios,

era joven todavía;

llevaba sus huesos

cargados de fuerza

y escribía una historia

de esas que hacen lágrimas

en los ojos de quien

quiere entenderlas,

era joven todavía

y hablaba despacio,

con los ojos caídos

como diciendo

- quiero llorar,

no escribir.

Wendy Chaverri generación 92

11 feb. 2008

Esther Bravo Dobles
22 años
Generación 2002
Danza-ballet y Literatura
Sabías que lo único que puede redimirme es este libro de Mistral,
sus “interrogaciones, saber que estás vivo.

No tenés idea de lo complicado que resulta
cargar en la carne el miedo,
lo que se siente tener un puñado de
neuronas alborotadas haciéndote pedazos.

No es justo que se me agote la serotonina,
ya ni siquiera puede curarse sólo este cuerpo.

Persistís en ofrecerle un cóctel de hormonas masculinas a tu egoísmo,
continúo sumisa, abriendo mis piernas a los celos.

No sabés lo que es desear que estés vivo,
tener cerebro para sentir el ácido de estos violadores incansables,
apelar a un poema como consuelo,
aceptar que a pesar de ello sigo absolviéndote.

Aún no entendés que al perdonarte,
estoy alargando mi condena.